Administrador
Enviado por IndCasa el 13/03/2020
Alarma Indacasa

Actualmente tener un sistema de alarma en las residencias, edificios y negocios se ha convertido en algo indispensable para mantenernos seguros, es por ello que tenemos que estar pendientes a las alertas que estas envían; sin embargo, hay factores que hacen activar las alarmas a pesar de no ser un suceso de emergencia, estas son las falsas alarmas, pero ¿Qué son las falsas alarmas? ¿Son un problema?, INDACASA te invita a conocer más acerca de ellas.

Llamamos Falsa Alarma a la indicación de emergencia (robo, asalto o incendio) que recibe la central de alarmas, de parte de un usuario cuando ésta en realidad no existe, o sea no es REAL. Estadísticamente el 92% de las falsas alarmas son originadas por el descuido o distracción de los usuarios de los sistemas de alarma.

Por lo general, las falsas alarmas de seguridad si pueden ser una molestia y causan insatisfacción al cliente, ya que estas pueden hacer dudar al usuario en caso de una activación en un negocio o residencia.

Las causas por las que se originan las falsas alarmas pueden ser variadas, a continuación, nombraremos cinco de ellas:

  1. Dejar mascotas dentro de la propiedad protegida con el sistema activado,  sin poseer detectores para tal fin.

Es muy frecuente que el usuario de un sistema de Alarma deje por distracción u olvido mascotas dentro de la casa. Por ejemplo perros  o gatos. De los dos nombrados anteriormente, los gatos son los más propensos a disparar las alarmas por que suelen moverse subiéndose a muebles, mesas, sillones, etc., y por ende acercarse a los Sensores Infrarrojos donde estos son más sensibles.  Si se sabe que se tendrán mascotas en el lugar, debe elegirse un sensor para ese fin. Estos se llaman Detectores Anti mascotas y poseen otro tipo de tecnología.

  1. Dejar ventanas a medio cerrar permitiendo corrientes de aire que muevan cortinas, o desplazamientos de aire a diferentes temperaturas.

Algunas veces, los usuarios de un sistema de alarmas suelen dejar ventanas semi cerradas, para permitir una leve brisa de aire exterior y de esa manera ventilar el ambiente. A veces suele levantarse  viento más fuerte que hace que esa leve brisa de un principio se transforme en una corriente de aire importante. Esa corriente de aire que entra en el ambiente, puede producir  un movimiento continuo de las cortinas de la ventana que sumado al cambio de temperatura del viento exterior con el del ambiente, es detectado por el sensor infrarrojo como un movimiento de calor en el ambiente y produce una alarma. Lo recomendable seria  no dejar ventanas semi abiertas.

  1. Puertas mal cerradas, ventanas mal cerradas.

Cuando una puerta  o ventana, que posea un detector magnético instalado,  esté mal cerrada o sin trabas, es muy probable que ante cualquier movimiento de viento externo o vibración, esta abertura pueda moverse y abrirse levemente. Esta pequeña apertura producirá el disparo del sistema de alarma accidentalmente generando una falsa alarma. Lo más adecuado sería asegurarse que las aberturas se encuentren bien cerradas y atrancadas cuando se active el sistema.

  1. Roedores, aves o insectos en el lugar.

Suele suceder que en bodegas, talleres, almacenes, establos o depósitos en general, donde pueden encontrarse roedores y aves, se producen muchas falsas alarmas, debido al movimiento continuo y errático de estos animales. Los roedores suelen trepar y caminar por todos lados e  inclusive pasar muy cerca de los sensores infrarrojos. Parecido sucede con las aves o murciélagos que vuelan muy cerca de los sensores.

Los detectores infrarrojos, normalmente  NO  detectan a insectos a pequeñas distancias, Inclusive a10 cm,  pero si pueden detectarlos, si el insecto camina sobre la lente blanca del sensor. Las más incidentes suelen ser las cucarachas y luego las arañas que al estar sobre el mismo, cortan varias zonas del detector Infrarrojo, siendo percibidas por éste como una causa de generación de alarmas. Lo recomendable es  rociar alrededor de este tipo de sensores con un insecticida de acción residual. En caso de no poder erradicar los roedores y aves, el instalador profesional debe utilizar detectores tecnológicamente adaptados para no detectar estos animales, pero si detectar personas.

  1. Olvidarse o tardar en desactivar la alarma al ingresar al lugar.

Una de las razones más frecuentes de Falsas Alarmas es el uso inapropiado o descuido de los usuarios. Suele suceder frecuentemente, que el usuario olvida desactivar el sistema de alarma al ingresar a su propiedad o bien exceder el tiempo programado de entrada, cualquiera de estas dos razones dispara el sistema de alarma, activando las sirenas lo cual, envía una señal o comunicación a la central de monitoreo.

También, suele suceder que el usuario active el sistema perimetralmente mientras él permanece dentro de la propiedad (por ejemplo, cuando se va a dormir).  De esa manera mientras NO rompa el cerco protegido de puertas y ventanas, el sistema no generará alarma. Pero si por descuido el usuario abre alguna de las aberturas protegidas sin desactivar previamente el sistema de alarma, este generara una alarma involuntaria  o falsa alarma. Lo apropiado seria prestar más atención e integrar la desactivación de la alarma al levantarse como habito, como si fuera “lavarse los dientes”.

Esperamos que esta información haya sido de mucha ayuda. Si quiere saber más al respecto, contáctenos al 22680024 ó 22680025 o visítenos en nuestras oficinas: BAC las Palmas, 25 vrs arriba No. 793.